10 cosas que tu fisioterapeuta quiere que sepas

1. Mantén la mente abierta

Una sesión de fisioterapia puede ser abrumadora para algunos debido a las técnicas que se utilizan, pero tener una mente abierta al tratamiento puede ayudar a aprovechar al máximo las sesiones.

2. Acude con la ropa adecuada

A diferencia de otras opciones de tratamiento, la fisioterapia se basa principalmente en el movimiento y, por lo tanto, el uso de ropa adecuada es de vital importancia. Para cualquier sesión se recomienda evitar la ropa ajustada, ya que puede ser un obstáculo durante el proceso. El tipo de ropa correcto es la que te ayuda a moverte correctamente durante las sesiones y de forma cómoda.

3. Haz preguntas a tu fisioterapeuta

Ten un hábito de hacer preguntas, ya que te ayudará a comprender tu lesión y podrás tomar el control de las sesiones y saber qué está experimentando tu cuerpo para progresar en el tratamiento.

4. Ten expectativas claras

Ten claro qué quieres de una sesión en particular e informa de ello a tu fisioterapeuta. Discutir lo que quieres lograr ayudará al fisioterapeuta a adaptar las sesiones de acuerdo con los objetivos establecidos.

5. Comunícate con tu fisio

Si experimentas dolor intenso durante o después de la sesión, háblalo con tu fisioterapeuta en lugar de ignorarlo, ya que podrá modificar las sesiones según corresponda.

6. Sé realista con la fisioterapia

La fisioterapia no se trata de soluciones rápidas. Las sesiones no pueden ofrecer resultados instantáneos pero son beneficiosas a largo plazo. Comprende cuánto tiempo llevará el proceso de recuperación y trabaja en conjunto con el fisioterapeuta para aprovecharlo al máximo. Establece metas prácticas y no apresuradas.

7. Haz tus deberes ante una lesión

Es importante hacer cambios en el estilo de vida y cuidar la salud para asegurarte de que las molestias no vuelvan a producirse. Además, si tu fisioterapeuta te recomienda realizar ejercicios en casa es esencial seguir todas sus pautas debidamente.

8. Mantén una dieta equilibrada

Ten en cuenta que un cuerpo no se recupera sólo a través del ejercicio sino gracias también a una dieta sana y equilibrada. Para que la fisioterapia funcione, es imprescindible ingerir la comida adecuada. Asegúrate de que el 60% de tu plato está lleno de carbohidratos, el 30% de proteínas y el 10% con grasas para una curación rápida.

9. Mantente hidratado

El agua es tan esencial como la dieta y el ejercicio para cualquier curación. Carga tu ingesta de agua para mantener el cuerpo hidratado antes, durante y después de las sesiones.

10. Mantente positivo ante la lesión

No todas las lesiones pueden sanar en el mismo período, depende de muchos factores. Un dolor o lesión a largo plazo puede afectar a tu ánimo, por lo que es importante mantener los pensamientos positivos y cambiar la forma en que se ve la lesión o la afección. Todo lo que tienes que hacer es mantenerte positivo y dejar que tu fisioterapeuta haga todo lo posible para que el tratamiento funcione.

Leave a Reply

Your email address will not be published.