5 consejos para una espalda y postura perfecta

El dolor de espalda baja y el dolor de cuello son las dolencias más comunes que atienden los fisioterapeutas. Con el tiempo, los malos hábitos posturales, sobre todo en la oficina, pueden conducir a estas dolorosas condiciones, por lo que es importante adoptar una forma correcta durante las actividades de la vida diaria para establecer una postura perfecta. A continuación, os contamos 5 consejos para prevenir este tipo de problemas:

Viaja sin poner tensión en la espalda

La forma en que la mayoría de nosotros levantamos y cargamos nuestras maletas y equipaje hace que pongamos mucha fuerza en la espalda. Cualquier fuerza rotacional o de flexión que actúe sobre la espalda puede provocar un dolor de espalda intenso. Por ejemplo, sacar una bolsa de un mostrador de equipaje en el aeropuerto o colocar una bolsa pesada en el gabinete de arriba.

Mantén una buena postura mientras estés sentado o de pie

No bajes la cabeza para mirar los dispositivos. Una mala postura mientras estás sentado, de pie o trabajando en un ordenador portátil ejerce una fuerza desigual sobre la columna vertebral, dando lugar a numerosos desequilibrios musculares. Además, una mala postura estática ralentiza la circulación, lo que a su vez reduce la cantidad de oxígeno y la nutrición que llega a los músculos. Esto conduce a cambios degenerativos tempranos en la columna vertebral.

Haz descansos regulares si tu trabajo exige estar sentado durante todo el día

Los científicos que investigan problemas en la columna vertebral y en la espalda han ideado un término: sentarse es el nuevo hábito de fumar. Después de estar sentado durante largas horas:

  • Las enzimas que nos ayudan a quemar grasa, caen en un 90%
  • Después de 2 horas, el colesterol bueno disminuye en un 20%
  • Después de 4 horas, la efectividad de la insulina disminuye y aumenta el riesgo de diabetes.

Tomar descansos regulares y cambiar de postura a menudo aumenta la circulación en los músculos y órganos vitales y hace que la sangre y el oxígeno se muevan a todas las áreas, manteniendo el cuerpo nutrido.

Utiliza un tamaño de almohada adecuado para evitar la tensión en la columna vertebral y mostrar una espalda perfecta

La idea es tener una almohada que soporte el cuerpo desde los hombros hasta la cabeza y el cuello. La altura de la almohada debe ser tal que el cuello siempre esté en línea con toda la columna vertebral.

Nunca uses un collarín cervical para el dolor de espalda si no es debido a una lesión o fractura

Siempre consulta a un médico o fisioterapeuta antes de usar ese tipo de ayudas de apoyo, ya que el uso a largo plazo de estos aparatos es perjudicial para nuestro cuerpo. Hacen que los músculos se debiliten y que las articulaciones estén rígidas, lo que reduce la movilidad de las articulaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.