5 señales que indican que necesitas fisioterapia

¿Deberías acudir a un fisioterapeuta? La respuesta puede ser «sí» si presentas alguno de estos signos:

 

  1. Te preguntas si la fisioterapia podría ayudarte.

Si tienes curiosidad acerca de si la fisioterapia te puede beneficiar o no, es muy probable que lo haga. Después de todo, algún tipo de dolencia te está empujando a buscar tratamiento. Los fisioterapeutas tratan una gran variedad de problemas de salud (no sólo dolor) y pueden estar muy familiarizados con tu problema específico.

 

  1. Sientes dolor.

¿El dolor de espalda no te deja dormir? ¿El dolor de hombro, cuello o rodilla interfiere con tu capacidad de trabajo? Si estás sufriendo, esta es una señal de que la fisioterapia puede ayudarte. En algunos casos, este tratamiento elimina el dolor y, en muchos casos, lo alivia.

 

  1. Tienes poco equilibrio.

Si tienes problemas para mantener el equilibrio, considera consultar a un fisioterapeuta pronto, ya que la pérdida de equilibrio puede ser el resultado de problemas con el oído interno. Se puede usar un tratamiento de fisioterapia llamado rehabilitación vestibular para superar estos síntomas. Después de evaluar tus necesidades específicas, un fisioterapeuta puede diseñar una serie de ejercicios para la cabeza, el cuello y los ojos para ayudar a reentrenar tu sistema nervioso central para compensar los problemas del oído interno.

 

  1. Esfuerzas mucho el cuello.

¿Tienes problemas para estirar o forzar los músculos de la espalda y el cuello a menudo? Por ejemplo, sientes un tirón muscular como resultado de alguna actividad y de repente tienes problemas para mover la cabeza hacia la izquierda o hacia la derecha. De ser así, podrías tener un desequilibrio o debilidad muscular. Un fisioterapeuta a menudo puede corregir estos problemas.

  1. Has sufrido un accidente cerebrovascular.

La fisioterapia puede ser muy beneficiosa para las víctimas de un accidente cerebrovascular. Los derrames causan problemas de flexibilidad y movilidad que la fisioterapia trata. Además, gracias a ella puedes volver a aprender las habilidades que perdiste. Un fisioterapeuta te proporcionará herramientas y ejercicios que pueden ayudar con tu condición. También son responsables de identificar cuánto estrés puedes soportar mientras realizas tus tratamientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.