6 mitos y realidades de la fisioterapia que deberías saber

A causa del desconocimiento del papel del fisioterapeuta, muchas personas tienen conceptos erróneos sobre la fisioterapia que han dado lugar a muchos mitos. Por eso, es bastante habitual que se consulte a un fisioterapeuta únicamente cuando se ha sufrido una lesión, pero en realidad, la fisioterapia no sólo es rehabilitación, sino que puede aportar mucho más.

A continuación, vamos a exponer algunos de estos mitos:

Mito 1: La fisioterapia es dolorosa

Realidad: La fisioterapia no es dolorosa ya que trata de aliviar el dolor. Existen ciertas terapias o ejercicios que sirven para movilizar las articulaciones rígidas que, en algunas ocasiones, pueden doler un poco; pero en general, la fisioterapia no provoca dolor.

Mito 2: La fisioterapia sólo es útil para lesiones o accidentes

Realidad: Todos los departamentos de medicina trabajan en conjunto con la fisioterapia por sus múltiples beneficios. Neurología, pediatría, cardiología, obstetricia y ginecología, todas involucran fisioterapia, ya que es una terapia súper especializada y muy extensa. Es un error pensar que la fisioterapia solo ayuda a fortalecer los músculos y las articulaciones después de accidentes o lesiones.

Mito 3: La fisioterapia puede ayudar a evitar la cirugía

Realidad: No siempre, pero esto depende de la condición del paciente. Para los problemas musculoesqueléticos, es decir, una variedad de trastornos que involucran músculos, huesos, tendones, vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos blandos, la fisioterapia tiene un papel muy importante. En estos casos, tiene sentido optar por la fisioterapia para tener más posibilidades de recuperación. En otros casos, como por ejemplo un problema espinal donde se comprime un nervio y es necesaria una cirugía, la fisioterapia en sí misma no ayudará.

Mito 4: La fisioterapia sólo son masajes y ejercicios simples

Realidad: Además del ejercicio, la fisioterapia también utiliza otro tipo de técnicas para aliviar el dolor y acelerar la curación. Por ejemplo, con electroestimulación, ultrasonidos o punción seca, la curación puede ser más rápida.

Mito 5: La fisioterapia está restringida a lesiones deportivas o problemas relacionados con los músculos

Realidad: Hoy en día, la fisioterapia se adopta incluso para cualquier tipo de parálisis, recuperación postoperatoria, varios tipos de reemplazos de articulaciones, así como atención prenatal y postnatal, por lo que no está delimitada a lesiones deportivas.

Mito 6: Para consultar a un fisioterapeuta, la referencia es esencial

Realidad: Esto no es obligatorio, para ciertos dolores como el dolor agudo en la espalda o el dolor de cuello se puede consultar directamente a un fisioterapeuta. Sin embargo, es importante diagnosticar primero la causa del dolor en lugar de tratarlo directamente. Por lo tanto, es conveniente acudir a un médico que conozca la historia exacta del paciente y luego pueda derivar a un fisioterapeuta para tratar al paciente en consecuencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.