Beneficios de elegir un buen portabebés

Ser madre o padre no es una tarea sencilla. Tampoco lo es para nuestro cuerpo; puede darse el caso de que acudas a fisioterapia para tratarte los dolores de espalda que te produzca llevar al bebé diariamente. Pero ¿te has parado a pensar en poner remedio antes eligiendo un buen portabebés?

¿Sabes lo que significa portear de forma ergonómica? ¿Qué beneficios tiene para tu salud y la de tu bebé? A continuación, te ofrecemos una serie de consejos prácticos.

Los fisioterapeutas recomiendan el portabebés antes que el carrito

Portear es llevar al bebé pegado a nuestro cuerpo utilizando un portabebés. Pero los portabebés ¿son buenos o malos? Según los expertos, utilizados correctamente son la mejor opción. Lo importante es que cuiden de tu ergonomía y de la del bebé.

Para elegir un buen portabebés, fíjate bien en el que más se adapte a ti. El niño debe quedar como si fuera un vendaje unido a tu cuerpo, es decir, pegado a ti para garantizar su estabilidad. Sus piernas han de estar separadas 90 grados y sin colgar, para que su peso no dañe su cadera. Su cabeza tiene que estar cubierta para dar firmeza al cuello y siempre mirando a tu cuerpo.

Hay muchos tipos de portabebés: fulares elásticos, bandoleras con anillas, mochilas ergonómicas y portabebés asiáticos (mei tais). Independientemente del que termines eligiendo, te sugerimos que uses el que te proporcione una buena higiene postural para evitar futuras lesiones.

Cuando cargues con el bebé, procura flexionar ligeramente las caderas y las rodillas al inclinarte. El niño debe estar pegado a tu cuerpo para evitar que su peso incida lo menos posible en tu espalda y la termine dañando.

Si a pesar de todo esto comienzas a tener dolor o molestias, lo aconsejable es que acudas a fisioterapia para tratar los síntomas antes de que el daño sea mayor. Sigue nuestros consejos y disfruta llevando a tu bebé sin hacerte daño.

Leave a Reply

Your email address will not be published.