¿Cómo mejorar nuestro bienestar físico en el trabajo?

En la actualidad, el sedentarismo es un problema que afecta a gran parte de la población ya que nuestro estilo de vida actual está pensado para que sólo sea necesario realizar el mínimo esfuerzo físico en cualquiera de nuestras labores diarias con el objetivo de aumentar nuestra comodidad.

 

Además, el trabajo y el avance de la tecnología también ayudan a que cada vez se dedique más tiempo a realizar actividades intelectuales y no a actividades que incluyan el ejercicio físico. Por ejemplo, a lo largo de nuestro día podemos llegar a pasar más de seis horas sentados en el trabajo, lo cual sumado a una mala postura puede llegar a tener consecuencias graves en nuestra salud.

 

Es por esto, que aparte de la práctica diaria de ejercicio físico, es recomendable tener en cuenta algunos consejos para corregir las malas posturas y mejorar nuestro bienestar físico durante la jornada laboral:

 

  • Mantener la espalda recta al trabajar, con los codos doblados a 90º y los antebrazos paralelos a la mesa, tratando de relajar los hombros. Y si es necesario, ajustar la altura de la silla y de la mesa para favorecer esta posición.
  • Apoyar los pies en el suelo sin dejar que cuelguen, de forma que las piernas formen con el suelo un ángulo de 90º.
  • Colocar el monitor a la altura de los ojos para que el cuello no se tense y a una distancia de 40 centímetros.
  • Teclear de forma suave para no forzar las muñecas y no apretar fuertemente el ratón para no tensar el antebrazo. Además, al escribir y usar el ratón se recomienda que los antebrazos estén apoyados, evitando que estén flotando o que las muñecas estén muy dobladas.
  • Cambiar de postura de vez en cuando y realizar estiramientos para destensar las cervicales, la espalda y las muñecas.
  • Levantarse y caminar al cabo de estar una hora sentado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.