Consejos para mejorar la higiene postural de los niños

La higiene postural es un hábito imprescindible para tratar de evitar futuras lesiones o complicaciones en nuestra salud, por lo que no sólo es importante en los adultos, sino que es de vital importancia inculcar estos hábitos posturales a los niños desde edad muy temprana.  Ya que, a causa de posiciones y vicios inadecuados que adoptan durante largos períodos de tiempo, sobre todo en las horas escolares en las que pasan muchas horas sentados, los casos de niños con dolores de espalda y de cuello han aumentado en la actualidad.

Algunas de las recomendaciones para mejorar la higiene postural en los menores son:

  • Crear un entorno adecuado a su tamaño o ayudarle a adaptarse a él para que pueda realizar las posturas correctas. Por ejemplo, el mobiliario escolar debe ser el apropiado a su altura o debe ser regulable para poder acomodarlo según las características del niño.
  • Durante las horas que están sentados, es recomendable que adopten la postura del 4, es decir, los pies en el suelo, las rodillas formando un ángulo de 90º y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. Si es necesario, se usará un taburete para poder apoyar los pies.
  • A la hora de utilizar el ordenador, se aconseja colocar la pantalla a la altura de los ojos, a una distancia de 40 cm, con el teclado por debajo de la altura de los hombros para conseguir que estén relajados y con los brazos formando un ángulo de 90º.
  • En cuanto al transporte del material escolar, la carga de la mochila nunca debe superar el 10% del peso del niño. Además, debe llevarse pegada a la espalda con el peso repartido en los dos hombros.
  • A la hora de dormir, es recomendable dormir de lado o boca arriba y tratar de evitar dormir boca abajo. Es importante que la columna esté siempre recta y en contacto con el colchón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.