Corrección de la postura: Cómo el Yoga puede ayudar

¿Sabías que muchos de los dolores de cabeza podrían resolverse con la corrección de la postura? En una postura en la que mantienes la cabeza y la barbilla hacia delante con un arco exagerado en el cuello, el peso de la cabeza causa tensión en los músculos del cuello y, por lo tanto, puede provocar dolores de cabeza.

 

Pero en lugar de corregir la postura, muchas personas únicamente toman analgésicos, lo cual no resuelve realmente el problema de forma permanente. Simplemente metiendo la barbilla y reduciendo el arco del cuello, se puede ayudar a aliviar el dolor mejor que con un analgésico.

 

Yoga para mejorar la postura

El yoga es una disciplina que alinea el cuerpo en varias posturas. Consiste en un sistema de asanas o posturas físicas cuyo objetivo es conseguir que el cuerpo esté preparado para la meditación. Algunas de estas asanas ayudan a relajar la columna y mejorar la postura, y además, aumentan la fuerza espinal.

 

Cómo hacer asanas de yoga para la corrección de la postura

Makarasana o pose de cocodrilo:

  • Acuéstate boca abajo con los brazos cruzados y la cabeza apoyada en ellos. Tus piernas deben estirarse en toda su longitud.
  • Levanta la cabeza y los hombros, y apoya la barbilla en las palmas. Coloca los codos en el suelo.
  • Ahora separa los codos manteniendo un espacio entre ellos para reducir ligeramente la tensión sobre ellos. Ajusta tus codos de tal manera que no haya presión en la parte posterior o inferior del cuello.
  • Ahora cierra los ojos y relaja todo tu cuerpo.
  • Mantente en la posición relajada durante un tiempo y luego libera suavemente la postura.

 

Marjaryasana o pose de gato:

  • Apoya tus manos y rodillas en el suelo. Asegúrate de que las piernas están directamente debajo de la pelvis y que las manos están directamente debajo de los hombros.
  • Mantén la cabeza en una posición neutral con los ojos mirando al suelo. Ahora exhala y rodea tu espina hacia el techo.
  • Asegúrate de no cambiar la posición de tus manos o levantar las caderas. Baja la cabeza en el cuello suavemente (déjalo suelto).
  • Deberías sentir un estiramiento en la espalda. Ahora inhala y vuelve a la posición inicial.
  • Luego, dobla la espalda en la dirección opuesta, llevando el ombligo al suelo.
  • Apunta tu cabeza suavemente hacia arriba. Sentirás un estiramiento en la columna vertebral.
  • Mantén esta posición durante unos segundos y regresa a la posición inicial.

Leave a Reply

Your email address will not be published.