El desgarro muscular, causas y tratamiento

El desgarro muscular o rotura fibrilar es una lesión que se produce en el músculo, en el cual las fibras musculares se rompen de forma parcial o total, normalmente debido a una elongación mayor a la capacidad natural de estiramiento del músculo, o provocado por una contracción rápida o por la ejecución de un esfuerzo por encima de la capacidad de resistencia a la tensión.  Además, suele ir acompañado de una hemorragia ya que no sólo se produce la lesión en las fibras musculares sino que también tiene lugar una rotura de los vasos sanguíneos que recorren el músculo.

¿Cuáles son las causas más habituales del desgarro muscular?

Son varias las causas que pueden ocasionar un desgarro muscular, las más comunes son:

  • El sedentarismo y la desnutrición son factores de riesgo que causan una debilitación de la estructura conjuntiva del músculo y de la capacidad contráctil de las fibras musculares.
  • El sobreentrenamiento o la realización de esfuerzos intensos que lleven a una fatiga muscular elevada.
  • La circulación sanguínea deficiente puede llevar a la fatiga del músculo por la falta de oxígeno y la acumulación de ácido láctico.
  • No realizar el calentamiento adecuado antes de llevar a cabo el ejercicio físico.

Tratamiento del desgarro muscular

El tratamiento más eficaz para los desgarros musculares es el método RICE, el cual se llama así por las siglas que lo conforman en inglés:

  • Rest (Reposo):

Suspender la actividad física para dar al músculo un tiempo de descanso.

  • Ice (Hielo):

Aplicar hielo sobre la lesión, sin contacto directo para evitar quemaduras.

  • Compression (Compresión):

Realizar un vendaje que comprima la zona pero que no bloquee la circulación sanguínea.

  • Elevation (Elevación):

dejar en alto la zona lesionada para reducir la inflamación. 

La duración de cada fase dependerá de la gravedad del desgarro, pero en el caso de las roturas más graves también es recomendable acudir al fisioterapeuta para recibir un tratamiento adecuado y personalizado según las características de la lesión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.