La gamificación aplicada a la fisioterapia

El término gamificación se ha convertido en una palabra habitual en la actualidad. Se asocia a diferentes ámbitos y cada vez cobra una mayor relevancia. Dentro de la fisioterapia comienza a ser habitual aplicarla para obtener mejores rendimientos. ¿Sabes qué es realmente la gamificación?

Qué es la gamificación

Se trata de una técnica de aprendizaje pensada para los más pequeños. Su objetivo es trasladar la mecánica de los juegos a la educación u otras actividades no lúdicas que deben realizar. Tu principal objetivo es implicar al menor para lograr que participe y llegue a la meta marcada de una manera dinámica y con ganas.

Su aplicación en la salud

Verás que esta técnica es cada vez más común en el sector de la salud tanto para pacientes como para profesionales. Estos últimos mejoran sus habilidades a través de diferentes retos con el objetivo de ser más eficientes. En cuanto a los pacientes, se busca que se impliquen de una manera más activa en sus procesos de recuperación.

La gamificación funciona tanto en los adultos como en la infancia, aunque normalmente siempre se relaciona con los pacientes infantiles, porque son aún más receptivos.

La fisioterapia se suma a esta corriente

La fisioterapia infantil también apuesta por la gamificación a través de diferentes métodos. La adaptación del espacio mediante la decoración es el primer paso, pero desde ese punto puedes desarrollar mucho más. El deporte es uno de los métodos más habituales, ya que los más pequeños lo perciben como una actividad de ocio.

También puedes diseñar juegos específicos para realizar los ejercicios que se necesitan. Como por ejemplo, un escape room que cuente con desafíos que fomenten la realización de ejercicios terapéuticos.

De la mano para mejorar los resultados

Las actividades lúdicas unidas a la fisioterapia pueden suponer una mejora en los diferentes tratamientos que los pacientes de todas las edades necesitan.