La lumbalgia: causas y tratamiento

La lumbalgia es el dolor que se presenta en la zona lumbar, es decir, en la parte baja o inferior de la espalda. Es un dolor cada vez más frecuente en la población por el tipo de vida que llevamos, en el que el sedentarismo, el estrés, la mala alimentación y el sobrepeso son predominantes, incluso si circulamos en moto habitualmente también se puede producir. Es muy importante prestar atención a esta patología musculo-esquelética y acudir a un profesional si es necesario, ya que puede llegar a impedirnos realizar algunas acciones básicas como caminar o dificultarnos nuestras actividades del día a día, además de  que puede llegar a convertirse en un problema a largo plazo.

Causas de la lumbalgia

Sus causas son muchas, en personas jóvenes el desconocimiento de la postura correcta a la hora de levantar pesos o de sentarse adecuadamente puede producir un estiramiento de los músculos o ligamentos o provocar desgarros que originen un dolor fuerte en toda la zona. En el caso de la tercera edad, las causas más comunes son: la artrosis, una afección que ocasiona una degeneración del cartílago articular;  y la estenosis espinal, un estrechamiento en la columna que comprime los nervios provocando dolor en la pierna.

Tratamientos para la lumbalgia

En cuanto al tratamiento, la mejor opción es acudir a un profesional de la fisioterapia ya que con masajes o manipulaciones vertebrales es posible mejorar muchos de los síntomas, ayudando a reducir la tensión de la musculatura paravertebral y desbloqueando las articulaciones intervertebrales. Además, existen otros tratamientos de fisioterapia que pueden ser muy útiles para combatir esta patología, como son por ejemplo: la diatermia capacitiva, el Tens, los ultrasonidos, la radarterapia o los infrarrojos.

Junto a estas técnicas de fisioterapia, también es primordial realizar ejercicio físico para aumentar nuestra flexibilidad y fuerza y desarrollar la musculatura, reforzando toda la zona baja de la espalda y previniendo de esta forma futuras lumbalgias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.