Las lesiones más habituales en el esquí

El esquí es uno de los deportes más practicados durante la época de invierno ya que es un deporte social que se puede practicar con la familia o con los amigos y que además aporta muchos beneficios a nuestro cuerpo. Algunos de ellos son: purifica los pulmones, previene enfermedades cardiovasculares, mejora la resistencia física, la agilidad y el sentido del equilibrio y disminuye el estrés. Pero también es una modalidad en la que si no estamos bien preparados, tanto físicamente como en cuanto al equipamiento que llevamos, podremos sufrir accidentes debido al alto riesgo que conlleva.

Por eso, las lesiones que encontraremos con más frecuencia en personas que practican el esquí son:

  • Lesiones en extremidades inferiores: son las más comunes, alrededor de un 40% de lesiones ocurren en esta zona. La más afectada suele ser la rodilla, ya que es la que está más expuesta por la flexión a la que está sometida durante la práctica de este deporte y por ser la articulación que soporta gran parte del peso del cuerpo.  Por eso, encontraremos fracturas, rotura de meniscos, rotura de ligamentos colaterales y rotura del ligamento cruzado anterior (LCA).
  • Lesiones en extremidades superiores: forman el 15-25% de las lesiones. En esta zona el más perjudicado suele ser el hombro; lo más habitual es que hayan luxaciones al caer mientras se esquía debido a que es una articulación bastante inestable que se ve expuesta a la posible rotura de los elementos que la estabilizan, como son los ligamentos y tendones, provocando que el hueso se desplace. También es bastante común la lesión conocida como “pulgar del esquiador”, que suele ocurrir al caer encima de la mano, provocando la desviación del pulgar y la rotura de los ligamentos de éste.
  • Lesiones de cabeza y cuello: son menos habituales, tienen lugar alrededor de un 10-20% de lesiones en esta parte del cuerpo durante la práctica del esquí. Las más frecuentes son las contusiones de cabeza y cuello y los traumatismos craneales, y casi siempre son debidas a fuertes caídas en las que no se ha hecho uso del casco.

Leave a Reply

Your email address will not be published.