Lesiones más frecuentes de la columna vertebral

Tu columna vertebral está conformada por 26 vértebras unidas por tendones, ligamentos y los discos intervertebrales. Estas estructuras pueden verse afectadas por varias razones.

Entre los daños que puedes sufrir en la columna están: infecciones, traumatismos y enfermedades degenerativas.

 

Infecciones

La infección en las vértebras (osteomielitis vertebral o espondilitis infecciosa), puede deberse a bacterias o al bacilo de la tuberculosis, en cuyo caso se llama enfermedad de Pott. Pueden ser causadas por una diseminación desde otro punto del organismo a través de la sangre. También pueden ser secundarias a alguna práctica médica o quirúrgica. Los síntomas que puedes sentir son dolor local, malestar, cansancio y fiebre.

 

Traumatismos

 

Sea una caída, un accidente de tráfico o una herida por arma de fuego, los traumatismos pueden causarte daños y secuelas. Una muy frecuente es el síndrome del latigazo, donde por una aceleración o desaceleración brusca durante una colisión se genera hiperextensión o hiperflexión de la columna cervical. Posteriormente aparecen hormigueos en los miembros superiores y contracturas dolorosas de la musculatura cervical. Puede presentar secuelas como el síndrome postraumático cervical y genera un período de discapacidad.

 

Enfermedades degenerativas

 

Las enfermedades degenerativas aparecen con la edad y en el caso de la columna has de saber que son tres principalmente.

  • La escoliosis del adulto aparece por degeneración de los discos y de las articulaciones entre las vértebras. El síntoma principal es la asimetría de la espalda.
  • Los discos intervertebrales también pueden fisurarse y herniarse produciendo dolor y hormigueos en uno de los miembros inferiores o superiores.
  • La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática en la cual las articulaciones de la columna se inflaman y cursa también con inflamación de las válvulas cardíacas. Produce dolor en la espalda y rigidez con pérdida de la movilidad.

 

Cuidar de tu espalda haciendo ejercicio y manteniendo una buena postura es vital para tu columna vertebral.

Leave a Reply

Your email address will not be published.