¿Por qué empezar un blog de fisioterapia?

Los blogs cada vez son más populares ya que son herramientas muy útiles para comunicarse con el mundo. Tanto las personas como las empresas mantienen blogs para proporcionar actualizaciones y crear nuevos clientes en Internet.  Además, si cuentas con una clínica un blog de fisioterapia puede aportarte numerosos beneficios:

La educación continua es valiosa

El cuidado del paciente no debe detenerse al final de una sesión. Por el contrario, debes complementar las visitas de terapia habituales de tus pacientes y los programas de ejercicios en casa con recursos de bienestar y prevención en tu blog de fisioterapia.

Conciencia de Marca

Es una gran manera de establecer tu experiencia y aumentar la conciencia de marca. Tus pacientes actuales y potenciales no solo apreciarán tus consejos de atención médica, sino que también confiarán en ti como un experto en su campo, y eso es bueno para ti y tu marca.

Aumenta la Lealtad

La interacción regular y positiva aumenta la lealtad. Al publicar de manera consistente información valiosa y responder a los comentarios y preguntas de manera oportuna y reflexiva, desarrollarás relaciones duraderas con tu audiencia. Así, la próxima vez que piensen en fisioterapia, automáticamente pensarán en ti y, con un poco de suerte, también les contarán a todos sus amigos sobre ti.

 

Si finalmente te has decidido a escribir un blog, a continuación te mostramos algunos consejos para obtener buenos resultados:

Escribe y publica regularmente.

Ya sea una vez a la semana o diariamente, establece un cronograma y cúmplelo.

Comprende a tu audiencia.

Tú sabes lo que a tus pacientes les interesa aprender; después de todo, probablemente tuvo mucho que ver con la razón por la que buscaron tus servicios.

Sigue otros blogs de fisioterapia.

¿De qué están publicando otros fisioterapeutas? ¿Qué funciona? ¿Qué no? ¿Cuál es su estilo? ¿Cómo se conectan con su audiencia? Te sorprenderás de cuántas ideas de contenido se te pueden ocurrir simplemente leyendo lo que otros escriben.

Responde siempre a los comentarios.

Todos los comentarios son valiosos, incluso los que no son tan positivos. Por lo tanto, trata de responder de inmediato y profesionalmente.

Promueve tu contenido de fisio en las redes sociales.

Después de todo, mientras más personas lo vean, mejor, así que empieza a hablar de él en Facebook, LinkedIn y Twitter.

Sé creativo en tu blog de fisioterapia.

No publiques las mismas cosas viejas una y otra vez. Usa el blog para presentar los miembros de tu personal a los pacientes potenciales y trata de incorporar videos y gráficos, si es posible.

Sé cuidadoso en lo relacionado con la fisioterapia.

No es necesario ser un escritor profesional para comenzar un blog, pero al menos debes asegurarte de que tus publicaciones no contengan errores y tengan un estilo uniforme.

Leave a Reply

Your email address will not be published.