Primeros pasos para crear un centro con éxito (II)

Como comentamos en un artículo anterior, lo primero que debemos hacer para crear un centro con éxito es determinar cuál será nuestra misión, nuestra visión y nuestros valores. Una vez definidos estos conceptos básicos, para poder seguir construyendo nuestra empresa es imprescindible conocer en detalle otros factores que nos ayudarán a la planificación de las estrategias: el público, la competencia y el entorno.

El público

¿Quiénes son nuestros clientes potenciales? ¿Qué buscan nuestros pacientes? Estas preguntas deben ser cuestionadas previamente para saber a quién nos dirigimos y cuáles son sus necesidades. Por ello, para conocer cuáles son los intereses de nuestros pacientes, deberemos hacer encuestas, observar su comportamiento y comentarios en las redes sociales, testear nuestro servicio con ellos o pedir un feedback. De esta forma, podremos ofrecer el servicio que mejor les satisfaga, y en consecuencia, captaremos un mayor número de clientes y nos será más fácil fidelizar a los que ya tenemos.

La competencia

Examinar a la competencia es otro punto muy importante ya que observando qué les ha funcionado a las empresas de nuestro mismo sector o conociendo cuáles han sido sus fallos podremos determinar algunas claves de cómo dirigir nuestro centro. Por ejemplo, podemos analizar sus productos o servicios, sus precios, sus estrategias de marketing, sus acciones publicitarias, su posicionamiento en el mercado… Con toda esta información sabremos cuáles son nuestras fortalezas y debilidades en relación a la competencia y nos será más fácil descubrir nuevos nichos de mercado.

El entorno

Otro factor que influirá en nuestra toma de decisiones es el entorno, es decir, todo lo que rodea a nuestro centro: la situación económica y social, los datos demográficos de la población, la legislación vigente, los factores ambientales y tecnológicos, etc. Al analizar todas estas variables sabremos cuáles resultarán beneficiosas para nosotros o cuáles serán perjudiciales, así podremos aprovecharnos de ellas, o por el contrario, tratar de evitarlas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.