¿Qué beneficios aporta la fisioterapia durante el embarazo?

El embarazo es un proceso en el que el cuerpo de la mujer se prepara para albergar al bebé y dar a luz posteriormente, de forma que diferentes estructuras del cuerpo sufren cambios para poder adaptarse y facilitar todo este proceso. Por ejemplo, hay un aumento de peso por el crecimiento progresivo del útero y del bebé, la curvatura lumbar está más acentuada y la pelvis se va hacia adelante. Esto ocurre porque el incremento de peso en la barriga produce un cambio en el centro de gravedad de la mujer embarazada, y los ligamentos aumentan su laxitud a causa de los cambios hormonales.  

Todos estos cambios pueden llevar a sufrir ciertas molestias que podrán ser tratadas por un fisioterapeuta haciendo mucho más llevadero el embarazo, mejorando las condiciones físicas y emocionales de la mujer durante el período de gestación.  Algunas de estas dolencias más comunes en el embarazo son:

Lumbalgia

El aumento de la curvatura lumbar provoca que la musculatura esté expuesta a más tensión de la normal. Además, el sedentarismo o el reposo excesivo, sin ningún motivo médico, puede favorecer la aparición de la lumbalgia.

Ciática

Las cambios en la postura producidos por el embarazo también dan lugar a una afectación del nervio ciático ya que para aumentar la base de sustentación del cuerpo, las mujeres tienden a rotar los pies hacia fuera provocando tensión en la musculatura glútea lo cual puede desencadenar en un pinzamiento del nervio.

Compresión de la vena cava inferior

El embarazo también puede causar insuficiencia venosa profunda, con la posibilidad de aparición de varices, así como de fleboedemas o edemas dinámicos, pudiéndose desarrollar varices vulvares y/o varicosidades en miembros inferiores que podrán ser tratados con drenaje linfático manual.

Lesiones del suelo pélvico

Para evitar sufrir desgarros durante el parto o la realización de una episiotomía se puede trabajar el suelo pélvico para ganar resistencia muscular y fuerza. Además, ayudará a disminuir el tiempo de trabajo de parto y a conseguir una pronta recuperación.

Para una recuperación más rápida y efectiva de todo este proceso,  es muy recomendable la fisioterapia postparto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.